Las flores frescas mantienen hoy toda su vigencia como detalle y siguen ocupando un lugar importante en la decoración de la casa. Permiten prolongar la exuberancia de la naturaleza durante los meses fríos en el interior del hogar. Y a cambio sólo exigen pocos, pero precisos cuidados…

Hay pocos regalos tan significativos y elegantes  como los ramos de flores. Son un clásico entre los detalles para regalar, y es que con las flores cortadas siempre se acierta. ¿A quién no le agrada recibir un ramo de flores en un aniversario o complementando una invitación…? ¡Irresistible!

Por eso te apremiamos a que conozcas un poco más sobre la flor cortada. Quizá te acabe gustando tanto incorporarla a la decoración de tu casa que acabes recogiendo flores de tu jardín o comprándolas cada semana… ¡Es un pequeño lujo que casi todos los amantes de la decoración nos podemos permitir! Sólo hace falta elegir el ramo de flores adecuado…

Ramos de flores silvestres

flores_1

 

Son un detalle efímero perfecto para colocar en la terraza, el jardín o el comedor cuando tenemos invitados a nuestra mesa. También en el dormitorio… Según recolectes las flores, ponlas en un cubito con agua a temperatura ambiente. Sólo necesitas cordel o similar para formar el ramillete, unas ramas con hojas perennes para acompañar y tarros de cristal de conservas como improvisados jarrones… Con un poco de alambre puedes crear un sencillo sistema para colgar los frascos en la terraza o el jardín, por ejemplo. Una tela de arpillera o una muselina puede ayudarte a vestir estos humildes jarrones para un look aún más rústico. La flor silvestre cortada es perfecta para todo tipo de ambientes, incluidos los más clásicos, a los que pone una nota desenfadada.

Comprar flores cortadas

Al introducirlas en jarrones en casa, elimina las hojas de los tallos que queden sumergidas. Las rosas son las flores frescas más clásicas en decoración, y son muy apreciadas por su duración. Las calas y los tulipanes son perfectos en ramos de primavera y verano. Los lirios, las gerberas, el iris o unas simples margaritas resultan también perfectas. Poco a poco puedes ir aprendiendo a combinarlas.

* Cómo hacer que duren más…El agua limpia y los recipientes limpios son la mejor garantía de duración para que la vida de las flores frescas sea larga y feliz. El cristal de los jarrones permite ver la suciedad con mayor facilidad, pero cada vez se usan más otro tipo de recipientes como floreros, incluidos los de metal, cerámica, plástico, etc. En cualquier caso, deben estar perfectamente limpios y el agua debe cambiarse cada dos días como mucho. Cada vez que cambies el agua, corta medio centímetro de tallo. Puedes introducir una aspirina o poner un conservante en polvo para flores (lee también: flores vivas por más tiempo)

flores_2

Centros de flores naturales

Los centros de flores son igualmente vistosos y resultan más cómodos de mantener. Tan sólo necesitas depositar agua en la base absorbente sobre la que se han enganchado las flores. Son perfectos para la entrada de casa, por ejemplo, o para presidir algún sitio relevante en las zonas nobles de la casa: por ejemplo, encima de la chimenea en el salón. Se prestan además a una decoración puntual con elementos decorativos alusivos a una fecha determinada: Navidad, otoño, etc.

Flores artificiales

Las flores artificiales han ido comiendo terreno a las flores frescas en la decoración de la casa. La obsolescencia natural de las flores cortadas ha invitado a los fabricantes a crear “clones” muy parecidos a las flores frescas, tanto que en algunos casos resulta difícil distinguir la flor natural de la artificial hasta que no se toca. Son una solución más económica a largo plazo, aunque no tan placentera como la flor fresca. Pero para gustos, colores y opciones diversas…

Secar ramos de flores

Hay ramos de flores memorables que quisiéramos conservar de por vida. Así ocurre con el ramo de novia. Para secarlo convenientemente, hay que eliminar cualquier parte marchita de la flor, y colgar el ramo en un lugar oscuro y seco del revés, con una cinta o cordón. Un armario o despensa puede ser el espacio ideal. El ramo se deja así colgado de 5 días a dos semanas, y luego se impregna con un spray para flores secas que las sella y las protege para siempre. También se puede utilizar laca de pelo.

Fuente: www.decoestilo.com

PUBLICACIONES RECOMENDADAS

Deja un comentario