Me encanta tener flores frescas en casa, la sensación de ir una mañana de sábado a la floristería para llevarme unas cuantas flores con las que preparar en casa varios jarrones para una cena, o simplemente, por decorar el salón o el recibidor durante el fin de semana.

Y ahora, que la primavera ya ha llegado de forma oficial, es el momento de sacar jarrones y recipientes de los armarios, pensar cuál es nuestra flor favorita, y acercarnos hasta la floristería más próxima para hacer un ramo con el que llenar de color y frescura nuestra casa. Antes de que salgas por la puerta en dirección a la floristería más cercana, te proponemos cinco flores características de estas fechas:

Los siempre elegantes tulipanes

TULIPANES

Si tuviera que elegir una flor para estas fechas, sin duda me quedaría con los tulipanes. Me parece una flor elegante, llena de sutilidad, pero también de volatilidad. De hecho, es una flor preciosa, pero muy delicada y que dura muy poquito. Quizás ahí resida parte de su atractivo.

Existen en el mercado miles de variedades de tulipanes, con una rica variedad de tonos y colores. Pero todas ellas tienen ese porte altivo a la par que delicado que tanto me gusta. Como más me gustan, es colocados en un simple jarrón de cristal que ayude a resaltar su belleza natural. Pero las opciones son múltiples.

Desde combinarlos con otras flores, a colocarlos en solitario en pequeñas botellas decoradas de forma handmade, o en regaderas… Todo depende del estilo que tengas en casa, porque el tulipán es una flor que queda genial en cualquier ambiente, desde lo más modernos hasta los más clásicos. Simplemente, será cuestión de acertar con el color que más se adapte a tu casa.

Los delicados jacintos

jacintos

Tanto con el bulbo, como con la flor cortada, son perfectas para decorar una mesa o un rincón del salón, o incluso en una repisa del baño.

Los puedes encontrar en colores como el rosa, el añil o el blanco, y sus flores son como rácimos de pequeñas y delicadas florecillas. Puedes colocarlos como centro de mesa en una bandeja, o en un jarrón de cristal para dejar ver el bulbo, o meter varias ramitas en flor en pequeñas botellas para hacer distintas composiciones

Los narcisos, siempre bellos

narcisos

Los narcisos son otra de las flores que podemos usar para dar un toque de primavera a nuestra casa. Son también de la familia de las bulbosas, y su color es en blanco o amarillo. En casa, puedes colocar un ramo de narciosos en un jarrón, en solitario, o mezclados con otros elementos como piedras, o colococar dos o tres flores en un jarrón de cristal estrecho y alto, haciendo composiciones con ellos, o repartiéndolos por el salón, el baño o el recibidor.

Como ves, los narcisos amarillos combinados con cerámica en tonos azules quedan ideales.

Lisianthus. Rosa parece, rosa no es.

lisinthun

El lisianthus es una flor que parece delicada a primera vista, pero que resiste bastante bien una vez que está cortada. A simple vista, algunas variedades parecen rosas en miniatura, y su amplia gama de colores hará que se adapten a cualquier ambiente. O usando jarrones altos, sumergiendo la flor en ellos como si nacieran allí mismo y colocar sobre ellas unas velas flotantes para iluminar si organizas una cena en casa. En jarrones o en botecitos combinadas con otras flores también quedan preciosas.

Los espectaculares Amarilis

amarilis

Una planta bulsosa tropical muy llamativa gracias a sus grandes y llamativas flores.

Pese a su tamaño, las flores del Amarilis son realmente elegantes, presentándose en colores como el rojo, el rosa, el blanco o el rojo y blanco. Puedes optar por tenerlas en casa en macetas o en bandejas con el bulbo al descubierto, o como flor cortada. Sus tallos, altos, gruesos y elegantes, permiten colocarlas a modo de ramo en un jarrón alargado y transparente para dejar que luzcan en todo su esplendor sin más distracción.

Cuéntanos, ¿Qué flor adorna tu casa en esta Primavera?

Fuente: www.decoesfera.com

PUBLICACIONES RECOMENDADAS

Deja un comentario